ENVÍO GRATIS DESDE $80.000 A TODO CHILE

Mi guagüita recién nacida: 5 consejos útiles.

Hola a todas las mamitas de hermosos tesoritos que están en la dulce espera o quienes ya están viviendo ésta maravillosa etapa. En este artículo hice la tarea de investigar sobre la primera fase de ser papás y que cuando llega una guagüita  a casa, nos puede asustar muchas veces. Yo quiero decirles que en ese mundo todo está bien, no nos dejemos asustar por millones de consejos que nos dan otras personas, sigamos nuestro instinto y veamos que nos funciona y que no. Estoy segura que desde el amor tomamos las mejores decisiones para el ser más importante en nuestra vida.

Siéntete libre de elegir y tomar decisiones, que en este mundo todo está bien, no hay una regla de oro, ya que lo que le funciona a una mamita, no precisamente es lo correcto para otras. Bueno sin más preámbulo aquí les dejo unos consejos:

 

1- Cuídate después del parto: El parto es como correr una maratón, muchas dirán que es mucho más que eso. Puedes sentirte muy cansada los primeros días, sobre todo porque tu rutina de sueño no será la misma de antes. Pide apoyo a tus familiares. Esto no significa que tienes que aguantar todas sus sugerencias o quejas por sobre como tomas tu rol de nueva mamá, pero sí que te apoyen con labores de la casa y cuidados de tu guagua.

2- Aprende a envolverlo con una frazadita: Los recién nacidos han estado en un lugar calentito y seguro durante todo el embarazo y el “exterior” puede ser un poco amenazante. Al sentirse contenido en su frazada, el recién nacido se relaja y calma. Lo mejor es envolverlos como un “burrito mexicano” sin olvidar dejar su carita libre para respirar.

3- No lo abrigues mucho, pero tampoco saques el bikini talla RN: Dependiendo de la época del año vestirás a tu guagua para que esté cómoda. La Dra. Michelle Robles nos recuerda que un recién nacido no regula su temperatura al 100% y que eres tú la persona encargada de hacerlo por él. Toca sus manos y pies, si es necesario ponle calcetines, también toca su espalda y fíjate que no esté transpirado. Los bebés deben estar más abrigados que los adultos, pero abrigarlos demás tampoco es bueno. La especialista también nos recuerda que muchas veces la delicada piel del bebé puede reaccionar con un sarpullido leve al calor llamado fiebre miliar.

4- No intentes imponer tus horarios, sólo perderás tu tiempo. Duerme cada vez que duerme tu guagua. Durante las primeras semanas de vida, tu recién nacido solo dormirá y se alimentará, pero sus periodos de sueño y hambre son muy diferentes a los tuyos.

5- Descubre qué funciona para calmar a tu guagua: El mejor consejo que te podemos dar aquí es… tendrás que descubrirlo tú misma. Cada bebé es diferente. A algunos les encanta sentirse arrullados, a otros el movimiento de un columpio para bebés o el sonido constante (y muchas veces molesto) de la aspiradora o el secador de pelo. Estando en el útero, los bebes sienten el palpitar del corazón de la mamá y los sonidos del exterior, pero no de forma clara.